Leyenda de terror del Lusca

Leyenda de terror del Lusca

El Lusca o el monstruo come hombres de las Bahamas es una criatura cuyos avistamientos se han reportado desde el siglo XVIII. Según la descripción dada por los testigos es una especie de pulpo gigante que a veces presenta características de anguila o tiburón. A este ser se le hace responsable de los naufragios, muertes y desapariciones en altamar, pues se sabe de su gusto por la carne humana. Las pocas victimas que lograron sobrevivir a sus ataques dijeron que el agua a su alrededor comenzó a burbujear como si estuviese hirviendo y después fueron succionados hacia abajo.

Las aguas del caribe son las mas calmadas y con menos especies peligrosas que otros mares y océanos, aunque en ocasiones se ve atacada por huracanes, sigue siendo un lugar que no representa peligro inminente para el hombre, a excepción del mencionado monstruo.

De acuerdo con las leyendas de terror relatadas por los pobladores de la Isla de Andros, esta misteriosa criatura vive en esos inmensos agujeros que tienen un color azul oscuro, ya que son más profundos que el agua que los rodea. Estos hoyos son también considerados una belleza natural conocida como “Los Agujeros de Andros”.

En 2011 fueron encontrados los restos de un pulpo de nueve metros, que según los especialistas no habitan en esa zona del atlántico, pero aun asi se han desestimado los testimonios de avistamientos del monstruo, pues se cree que las burbujas y el efecto de succión que se mencionan como parte del ataque de este ser, pueden fácilmente provenir de los agujeros, que al funcionar como piscinas arrastran hacia adentro a las personas. Esto explicaría solo una parte de lo ocurrido, pero quedaría la duda de las marcas de ventosas que aparecen en el cuerpo de la víctima.

Muchos insisten en la teoría de que se trata de un pulpo gigante, aunque este no sea una especie endémica de esas aguas, pro otros mas osados, se han atrevido a afirmar es la mismísima criatura legendaria conocida como Kraken.